Share

A 50 kilómetros al norte de Arcones; merece la pena ir por Pedraza, Pajares de Pedraza y Cantalejo. Desde aquí a unos 25 km por buena carretera llegamos a Fuentidueña.

Pequeña escuela de escalada en caliza en la parte alta del pueblo, con vistas al río y arbolado valle del Duratón. Bonitas murallas y restos del castillo, además de unas tumbas excavadas en la roca y lamentablemente descuidadas.

La orientación es Este, por lo que es mejor escalar por la tarde en verano. Está bien para iniciarse, enseñar a chavales y pasar un tarde de escalada agradable a falta de vuelo. En la otra orilla del río hay un buen chiringuito como complemento del día.

Nada más llegar al pueblo girar a la derecha y pasar bajo el arco medieval, subiendo hasta el mirador del castillo, en cuyo aparcamiento dejamos el vehículo.

Para ir a las vias salimos del recinto amurallado por un arco de piedra, pista de tierra, y bajamos unos 100 m para girar a la izquierda por la vaguadita. Inmediatamente llegamos al sector de arriba. Para acceder al sector inferior seguiremos el caminito a pie de via y al final doblamos a la izquierda y bajamos; a la derecha aparecen el resto de las vías.

Unas cuarenta vías entre el 4b y el 7a+, bien equipadas con parabolts y descuelgues, de entre 6 y 15 m de altura aproximadamente. Sólo se necesitan cintas exprés.

Dispones de los croquis en el pdf que encontrará en la parte inferior.

Foto obtenida de internet.

Share
© CVLArcones 2011.Acceso
Todos los derechos reservados