Share

Normalmente no se dan las condiciones para que gran cantidad de alas y parapentes coincidan en el despegue. El parapente puede disfrutar de más lugares de vuelo y, a pesar de ser muchos más los practicantes, están más repartidos por la geografía de la zona centro. También suelen despegar antes en condiciones térmicas, o si el viento es muy fuerte sencillamente no pueden hacerlo.

Pero en determinadas ocasiones concurren circunstancias que llevan al despegue a muchos pilotos de ambas modalidades, surgiendo problemas y piques innecesarios. Éstos surgen por las diferencias tan grandes que existen entre nuestras aeronaves al despegar, en la técnica, los materiales, el espacio necesario, el riesgo... Con una sencilla organización del despegue estos problemas son evitables.

No obstante, la prioridad en estas circunstancias no es el "buen rollo", siempre deseable, sino la SEGURIDAD, siempre exigible.

Por ello rogamos que, para evitar accidentes, sustos, roturas de material y malos rollos, se respete en lo posible la organización del despegue que se propone debajo.

Gracias.

 

 

Share
© CVLArcones 2011.Acceso
Todos los derechos reservados